Reporte Méndigo
Las noticias más chingonas de la web

7 tipos de vehículos que puedes ser si no eres un Ferrari sin calcomanías

Cuando tu jefecita no te da permiso de hacerte un tatuaje o simplemente tu salario godín no te permite darte un gusto como el de rayonearte el cuerpo como baño publico, siempre se puede recurrir a la vieja confiable: ¿hacerme un tatuaje? Pues cuando has visto un Ferrari con calcomanías?

Y aunque esta podría ser una solución viable por unos instantes, seamos honestos; en México existimos más vochitos que ninguna otra marca de automóvil importado. Así que, si quieres evitar la burla de presumir ser un ferrari porque tu valedor el que se acaba de comprar una máquina para tatuar no te quiso hacer ese infinito por $100.00 pesos, te dejamos los otros tipos de vehículos mexicanos que puedes ser. Y no te agüites si perteneces a alguno de ellos: más jodido es andar a pata:

Un vochito con calcomanías Nascar:

Atributos: Eres buena onda, aguantas carrilla si te molestan pero también sabes darles batalla cuando toca la carrilla a otro. Nunca te apachurras en las pedas y aguantas tomando hasta barniz, con tal de estar conviviendo con la banda. Tu jefa es bien alivianada y aguanta a tus compas si te visitan en la casa. Te gusta tomar chela directo de la caguama, no tienes carrera universitaria pero no importa, porque terminaste la prepa y eres chambeador. Pides tus tlacoyos con queso y tus tacos con salsa de la verde. Te gusta la música variada, pero lo tuyo, lo tuyo son los remixes de Sonido Changa. No se te abre para los madrazos.

Tsuru taxi rosa estilo Hello Kitty:

Atributos: Te sientes fresa porque te paseas todo el día por Zona Rosa, Coyoacán y Polanco, aunque nada más sea por hacer mandados que te encargó el patrón en tu chamba. Eres mamón y no tomas cerveza directo del envase, tu vaso tiene que ir escarchado y de preferencia pides un coctel con vodka, aunque te sepa a puro jugo. Vives en las afueras del Estado de México pero te autodenominas chilango porque te da pena tu barrio. Estudiaste pero no consigues chamba porque en las clases te la pasaste checando el Facebook. Te huelen los pies a hule. Te gusta que te disparen todo. Traes el radio encendido todo el día, escuchando algún noticiero o a Toño Esquinca.

Beetle con calcomanías:

Atributos: Te gusta ir al gimnasio pero te atraen los cuerpos esculturales de tu mismo sexo, cuando vas a los orinales, volteas discretamente a ver el pirrín del de a lado. Te gusta comer chocobananas y cualquier alimento de figura fálica, no soportas el calor y siempre andas vestido con playeras ligeras y colores pastel. Si eres mujer, no puedes salir a la tienda sin maquillarte; si eres hombre, tampoco. Todo el día escuchas a Caloncho y a Mon Laferte. Piensas que usar iPhone te da status social, aunque casi nunca traigas saldo. Bailas mejor que cualquier morra en las fiestas, no tomas alcohol si no hay vodka con arándano. De chiquito te caíste arriba de un palo.

Microbús destartalado con calcomaías de Tazz Cholo:

Atributos: Fuiste testigo del renacer de las cumbias sonideras. Traes el brazo prieto por usar manga corta y estar todo el día bajo el sol. Usas lentes oscuros en todos lados, traes más gel en la cabeza que comida en el estómago. Tu desayuno consiste en una Coca-Cola de 600 y unas donitas Bimbo y complementas tu alimentación con un cigarro Delicado y un chicle de hierbabuena por si te ligas una morra en la ruta. De chavito eras bien pasado de lanza con tus cuates, pero en buen pedo. No puedes completar una frase sin decir «chale», «¡y si, he!» o «al chile». Bailas culero pero le entras a todo. Las mujeres gorditas son tu principal debilidad y todavía dedicas canciones en «La Z». Tomas un chingo de cerveza y puedes aguantar  hasta 3 días sin orinar.

Combi de rutas mexiquense, edición «este asiento es para 5 personas»:

Atributos: Vives en el Estado de México pero te sientes de Ciudad. No te gusta la política, pero el sindicato te trae de los huevos si no vas a los mítines del PRI. Tienes detector de asaltos integrado, te cruzas la calle cuando ves a alguien sospechoso. Piensas que le desodorante está sobrevalorado y le das preferencia a lo natural como echarte limón en las axilas. Fanático empedernido de la comida rápida y el refresco en envase de vidrio. Eres el popular entre la banda. Te gusta cotorrear a las chavitas. Piensas que estar gordito es la tendencia y que un tatuaje con pura tinta negra en tu piel morena se vería chingón. Le entras duro al mezcal, pero con Jarritos de Toronja, para disimular. Te maman los balnearios.

Bicitaxi de pueblito mágico:

Atributos: Rara vez sales de tu pueblo. Piensas que una avenida con más de diez carros ya es una urbe. Te late ir a los tianguis para cotorrear con la banda, te mama comer elotes y de vez en cuando, haces el mandado. Tu jefa todavía te pega pero la respetas. Si estás casado, rara vez sales los fines de semana y te gusta echar la flojera en Domingo. Todavía le rezas a varios santos y vas a misa una vez al mes. No traes mucho varo, pero eres feliz. Estás en forma sin hacer ejercicio, tus valedores no te echan carrilla. Las morritas te quieren por quien eres y no por lo que tienes. Te gusta pistear en las banquetas porque eres amigo de los policías de la zona. Tienes (o tendrás) más de 4 hijos. Te late el rock viejito y las norteñas pasadas de moda.

Metro del DF (porque eres chavorruco):

Atributos: Conoces todos los rincones de la CDMX menos los museos y centros culturales. No te da pelos moverte de un lado a otro y si hay fiesta lejos, te lanzas aunque no sepas cómo te vas a regresar. Todos tus cuates se te pegan porque eres el chido, pero ya no aguantas tanto la peda. A ves te pones mamón y eres un impuntual. Te gusta comer cacahuates y piensas que valen por un alimento balanceado. Cuando andas en la calle, compras chingaderitas de todo tipo por impulso. Todavía usas CD’s en vez de conectar tu celular con bluetooth. Te vale madres la política. Tienes carrera trunca. Eres buen pedo con todos, pero si se pasan de lanza, tu barrio te respalda. Te gusta la música variada pero no dejas que termine una sola canción antes de cambiarla. Te huelen culero las axilas.

Todos somos el carrito de alguien más en algún momento de nuestras vidas. Tu, ¿cuál eres? ?

Comentarios del feisbuk:

También podría gustarte
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!