Reporte Méndigo
Las noticias más chingonas de la web

Al mismo tiempo, sujetos asaltan camión en la CDMX y se matan entre sí

Ser ratota también tiene peligros de profesión.

Enséñaselo a tus valedores (sin albur):

Chilangolandia.- Lo ratero no quita lo pendej… lo menso y prueba de esto fue lo que sucedió en un autobús en la delegación Gustavo A. Madero, en la Ciudad de México, el pasado 31 de agosto del 2017, cuando dos asaltantes se mataron entre sí, luego de que, por casualidades del destino, se propusieran a robar la misma unidad.

De acuerdo con el portal Sin Embargo, quienes divulgaron lo sucedido aquél día, testigos revelaron que dos jóvenes de 18 y 19 años se encontraban robando a los pasajeros de la parte trasera de un camión que circulaba por la GAM, cuando, al mismo tiempo, otro sujeto de 34 años de edad, sin relación con ellos, se encontró haciendo lo propio en la parte de adelante de la unidad.

Ante la mirada atónita de las víctimas, los delincuentes comenzaron a pelear sobre quién se quedaría con el botín, puesto que cada uno trabajaba por su propia cuenta, luego de lo cuál comenzaron a pelear de manera más acalorada.

La pugna entre los delincuentes subió de nivel hasta el límite de acabar con dos de ellos muertos.

Según el comunicado divulgado por la fiscalía capitalina, el atacante que iba sólo resultó muerto, así como el morro chaka de 18 años, a pesar de que su cómplice, quien fue detenido, consiguió llevarlo al hospital para ver si San Juditas le hacía el milagro de salvarle la vida.

Aunque los hechos ocurrieron hace 3 años, se trata de una situación que refleja la inseguridad que se vive a diario en el transporte público… y que evidentemente ninguna rata terminó el kínder, porque, no mames, ¿qué persona estudiada se atrevería a darse en su madre con un compañero de profesión?

Cosas que sólo suceden en chilangolandia.

Con información de Sin Embargo.


Enséñaselo a tus valedores (sin albur):

Comentarios del feis:

También podría gustarte
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!