Bolsean a Messi en el metro de la CDMX; le roban iPhone bañado en oro

Tuvo que ir al Coppel a sacar otro para bañarlo de diamantes esta vez.

CeDeMequis.- El icónico jugador de fucho, Lionel Messi, visitó este fin de semana tierras mexicanas, aprovechando que la fecha FIFA les dio un par de días libres de sus equipos, por lo que aprovechó para darse una vuelta por la Ciudad de México, capital de este hermoso país.

De acuerdo a medios deportivos de España, el argentino tenía ganas de venir a México para probar los famosísimos tacos al pastor, las tortas de tamal y la caguama en bolsita, por lo que decidió dirigirse a La Lagunilla, en donde le dijeron podría conseguir todos esos manjares en un mismo sitio.

Sin embargo, al abordar el metro Chabacano, decidió hacer una escala para comprarse un chip de Telcel porque vio un letrerito que se vendían en $50 pesos y traían hasta $200 de saldo diferido. Cuando quiso ponerle el chip a su teléfono, testigos afirmaron que los amantes de lo ajeno luego y luego le echaron el ojo a su móvil, pues se trataba de un iPhone XS plus bañado en oro puro.

Cuando Messi intentó abordar nuevamente el metro, en corto sintió cómo lo bolseaban y rápidamente le sustraían su equipo celular.

«Cuando me di cuenta, ya se lo habían pasado a otro de seguro, porque ya ni vi quien fue, nomás sentí cómo me empujaban y cuando agarré la onda, ya no traía mi teléfono, qué poca madre«, comentó el futbolista del Barcelona.

Unos polis que andaban ligándose a unas morras por ahí cerca fueron avisados de los hechos, acudieron inmediatamente al auxilio del afectado, pero poco pudieron hacer.

«Uy, no, joven, ahorita su cel ya anda en un tianguis de Neza o en la Plaza Meave, ya ni le mueva, Aparte, ¿cómo se le ocurre andar cargando un teléfono de orégano? Digo, uste’ también tiene la culpa por andar de mamoncito viendo cómo andan las cosas«, replicó uno de los polis al jugador.

Luego de pasar el mal sabor de boca, Messi fue a un Coppel cerca de La Lagunilla a sacar otro celular, aprovechando que estaban a meses sin intereses, pero aseguró que esta vez no mandaría a bañarlo en oro, sino en diamantes, pues piensa, así va a llamar menos la atención.

«Voy a regresarme en micro a mi hotel, me dijeron que de aquí cerca salen. Yo creo que ahí iré más seguro que en el metro«, concluyó la inocente estrella de fútbol, poco antes de abordar un ataúd con ruedas.

Comentarios del feisbuk:
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!