Calderón, Anaya y Meade afirman que el dinero recibido de Lozoya era de una tanda

El dinero no fue por sobornos para aprobar la Reforma Energética, sino porque les tocaba su número de la tanda.

Enséñaselo a tus valedores (sin albur):

Bar ‘Mi Lupita’.- Luego de que se filtrara la denuncia de Emilio Lozoya, en la que denuncia a Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Felipe Calderón por recibir sobornos millonarios, los tres políticos más honestos en la historia política de México anunciaron que levantarán una denuncia colectiva por daños morales.

Ricardo Anaya, quien fue señalado por recibir un soborno a través de un colaborador suyo en el estacionamiento de la Cámara de Diputados para apoyar la reforma energética, publicó un video súper motivador en sus redes sociales en el que acusa al ex director de Pemex de andar inventando puros chismes sin fundamentos.

Así mismo, aseguró que levantará una denuncia por daños morales (en su natal Atlanta en Estados Unidos), porque el dinero recibido de Emilio Lozoya no correspondía a ningún tipo de soborno, sino a una tanda en la que le entró con varios cuates que trabajaban en el servicio público por aquél entonces.

«O sea, si recibí más de seis o siete millones de pesos esa vez, pero no fue por concepto de sobornos, sino que como estábamos en una tanda varios amigos, esa vez me tocó mi número y fue cuando recibí el dinero. Si quieren pueden preguntarle a doña Irma, la que hace la limpieza en la cámara de diputados, porque fue la que la organizó«, detalló el ex candidato presidencial.

Explicó que en dicha tanda también le había entrado Felipe Calderón, José Antonio Meade, Luis Videgaray, Ernesto Cordero, una vecina suya, la señora que vende dulces afuera de la Cámara de Diputados y algunos otros servidores públicos.

Se organizaron en 12 números de $583 mil pesos cada uno (aproximadamente) para que a cada uno le tocaran como siete millones, dinero que todos recibieron por purtitita coincidencia durante la discusión de las reformas estructurales de Enrique Peña Nieto, pero que fue únicamente porque todos los participantes tienen la cultura del ahorro.

«No tiene nada de malo entrarle a tandas. Malo recibir sobornos, como el Bejarano que por cierto, ahorita trabaja con el presidente López Obrador o algo así leí en un meme de Facebook. Pero el punto es que vamos a defender nuestro honor y no vamos a permitir que nos sigan sacando más trapitos con tal de instaurar su régimen comunista en México«, subrayó Anaya, sudando mucho, hasta por la cola.

Por su parte, el ex presidente Felipe Calderón publicó una serie de tuits bien ardidos asegurando que él no es ningún corrupto y que de seguro todo lo que dice Lozoya es mentira porque todo es parte de un plan malvado de venganza y persecución política:

En este contexto, el líder espiritual de México Libre pidió a los medios de comunicación dejar de difundir las «difamaciones» del ex director de Pemex y mejor promover el registro que próximamente obtendrá su partido político y con el que instaurarán la gloriosa democracia de sexenios pasados, en los que ningún servidor público iba de chiva.

«Lo niego categóricamente«, recalcó.

Meade, por su parte, se puso a calcular en una servilleta cuántos años de cárcel le tocan de resultar culpable y aprovechó para volverse a dejar crecer un buen la barba para ver si así pasa desapercibido de las autoridades.


Enséñaselo a tus valedores (sin albur):

Comentarios del feis:

También podría gustarte
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!