Reporte Méndigo
Las noticias más chingonas de la web

Castigar a corruptos sería venganza y yo ya no me vengo: AMLO

Aclaró que ya no está en edad para eso.

Asilo «Mamá Coco», Tabasco.- Aunque mucha gente se lo está exigiendo en feisbuc, su alteza Andrés Manuel López Obrador no castigará a los corruptos ni a la gente que le va al América porque «eso es venganza y a mi edad yo ya no me vengo«, aseguró.

«A mi edad, la gente empieza a serenarse y ya no se mete en broncas de nada,  sobre todo si es uno de esos viejitos cabecita de algodón bien adorables, todos bonitos y tiernos, haga de cuenta que así como yo. Nada más no me pongo mandil de cuadros porque me confunden con Mamá Coco«, explicó mientras regaba agua bendita entre sus seguidores.

«A estas alturas es más importante encontrar la paz y el perdón, por eso de una vez les digo que venganza no habrá porque yo ya no me vengo ni pujando«, dicen que dijo, «pero ya para nada eh, ni tantito«.

Su esposa Beatriz Gutiérrez Müller asentó con la cabeza, dándole la razón.

En ese sentido, pidió a la gente que no se haga ilusiones y de una vez acepte que aunque quiera, al Peje ya no se le pone dura la mano para aplicar la ley, ni se le va a parar el corazón por los corajes, sino que todo será bonito y luminoso de ahora en adelante.

«Yo sé que todo mundo pensaba que mi Morena es firme y grande, pero no, es un partido delicado e inofensivo, por eso aunque yo quisiera no se la puedo dejar caer a nadie, o sea una condena o acusación, ni modo, ahora será todo a base de discursos porque cuando la fuerza mengua, nos queda la lengua«, señaló mientras era iluminado por el espíritu santo.

Morena mandó una brigada de feligreses pejistas al Vaticano para ver al Papa Francisco con el objetivo de que le otorgue a López Obrador el poder de perdonar a los pecadores corruptos y sanar sus heridas para que no vuelvan a hacerlo. «Igual y así los sumamos a Morena y a la cuarta transformación«, afirmó Tatiana Clouthier.

Finalmente, y aunque se le preguntaron más cosas, el presidente electo dijo que ya era hora de su tecito y se fue a reposar en pantuflas, frente a la chimenea y en su sillón favorito, mientras ronroneaba plácidamente.

«Quiero mi cocol«, puntualizó y se puso a redactar otra consulta porque estaba aburrido.

Comentarios del feisbuk:

También podría gustarte
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!