Chilangos aseguran que son prietos a causa de la contaminación

Han comenzado a surgir nuevos grupos de supremacía blanca.

Chilangotitlán.- Ante la contingencia ambiental que la Ciudad de México ha sufrido las últimas semanas, miles de chilangos han sufrido los estragos de esta, pues no pueden salir al recreo, echar reta con los cuates en las canchas o salir a fumarse un saludable cigarro, ya que aspirarían el mortal smog que los acosa por andar contaminando a lo güey.

Sin embargo, las quejas no se detienen ahí, sino que muchos ciudadanos han reportado un oscurecimiento en el tono de su piel desde que la contaminación aumentó la semana pasada.

De acuerdo a muchos chilangos, ellos antes solían ser de un tono apiñonado, es decir, no eran güeritos pero tampoco eran morenos, sino que estaban en el limbo de la piel (según ellos).

Doña Eufemia, víctima del ennegrecimiento de piel, habló de su caso: «yo andaba ahí repartiendo mis folletitos de la Atalaya cuando noté que ya estaba poniéndome más morena. Me puse mi cremita Avon y no pasó nada, me sigo poniendo más y mas prieta, yo era apiñonada; ¿qué van a decir mis amigas?«, lamentó.

Según estadísticas de la UNARM (Universidad Nacional Autónoma del Reporte Méndigo), 8 de cada 10 chilangos admiten ser de un tono «moreno claro» y el 96% de ellos afirman que de chavitos estaban más güeros pero con el sol se han ido poniendo de un tono más oscuro con el tiempo.

Los capitalinos han culpado a la contingencia ambiental de este oscurecimiento capilar, por lo que ya están exigiéndole soluciones a Claudia Sheinbaum, actual jefa de gobierno.

Por el momento, han pedido que se instalen carpas contra el sol en todas las banquetas y tratamientos de aclaración de piel «como el d’ese que usaba el Maicol Jacson«, demandó doña Eufemia, ya bien preocupada porque la gente pensaría que era una mulata cualquiera.

Además, autoridades de la CDMX reportaron el surgimiento de grupos de supremacía blanca en toda la capital, conformados por ciudadanos que tiene la piel tantito más clara y quienes en los tianguis han recibido los llamados de «pásele, güero«, por lo que se la han creído.

«No queremos que los negros color chapopote se sigan reproduciendo. La fuerza de este país y de su capital está en nuestra piel blanc… bueno, morenita clara y no podemos dejar que nuestra raza se manche con la piel de los prietos«, espetó Brayan Sánchez, marihuano de Neza y líder de un grupo racista.

Se espera que en cuanto la nube de smog se disipe, los chilangos puedan volver a sus raíces nórdicas y la piel morena no vuelva a amenazar su desarrollo económico y social.

Comentarios del feisbuk:
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!