Reporte Méndigo
Las noticias más chingonas de la web

Científicos investigan por qué mexicanos le ponen salsa a los Takis Fuego

Afirman que nuestro sistema digestivo es tan evolucionado, que fácilmente podemos comer clavos.

Mexica.- El pasado mes, un grupo de científicos japoneses llegaron a territorio mexicano para desmentir los rumores de sus paisanos sobre que en nuestro país había personas que le echaban picante a la comida que ya era muy picante por sí misma.

Al llegar al centro de la Ciudad de México, los científicos se percataron de que en varios parques, banquetas y escuelas, los nativos degustaban unas frituras llamadas «Takis Fuego«, que tenían un sabor extremadamente picante. No obstante, lo que les causó conmoción fue que además le echaban salsa picante (Valentina o Botanera) y hasta limón a dichas frituras.

Según cálculos de estos científicos, esta mezcla de tanto irritante fácilmente podría diluir una placa de acero en menos de 20 segundos, por lo que no lograron explicarse cómo es que los mexicanos que ingerían estos alimentos podían sobrevivir.

«Comerse unos Takis Fuego con salsa y limón es como beberse dos vasos completos de veneno de víbora o comerse a una ex novia; es muy tóxico y queremos saber qué defensas han logrado desarrollar los mexicanos para este cometido, para sobrevivir«, explicó el científico Arigato Tukamoto, en el idioma de Gokú que logramos entender muy bien porque se escucha igual que el acento de los foráneos.

Aseguraron que usarán estos conocimientos para desarrollar armas nucleares para alguna guerra química que surja por ahí. Incluso, desde hace años varios físicos nucleares del país nipón ya habían creado armas fabricadas con Takis Fuego, Doritos diablo y Pulparindos, para defenderse de una presunta invasión americana.

De acuerdo a los científicos, los mexicanos que consumen Takis Fuego fácilmente pueden consumir clavos o tornillos sin que estos causen un daño en el cuerpo humano y disolverlos fácilmente gracias a los jugos gástricos tan evolucionados que tenemos.

«Prácticamente son super humanos. Sabemos que incluso comen chile habanero y que hasta pagan por eso. Con razón admiran tanto la muerte; no le tienen miedo«, espetó el Arigato.

Los japoneses se llevaron al continente asiáticos a varios estudiantes de escuelas públicas y taxistas de base, quienes suelen ser los mayores consumidores de estos productos, para estudiarlos con mayor detenimiento y se espera que para el año 2020, estos sujetos ya puedan tomarse una Emulsión de Scott sin chistar.

Comentarios del feisbuk:

También podría gustarte
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!