Reporte Méndigo
Las noticias más chingonas de la web

Delincuentes que pidan perdón «de corazón», podrán evitar la cárcel, anuncia AMLO

Sólo si lo dicen de corazón, si es por puro choro, no se les dejará libres.

México Feliz Feliz Feliz.- El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, anunció que su gobierno planea darle continuidad a su estrategia contra la inseguridad, haciendo énfasis en los sentimientos de los delincuentes para que sientan feo y abandonen su vida de crímenes.

Luego de invitar a los narcotraficantes a pensar en sus mamacitas y de decir «fuchi, guácala la delincuencia«, el mandatario reveló que brindará una nueva oportunidad a los criminales que hayan sido condenados a la cárcel; si piden perdón, pero de corazón, podrán librar la prisión y sumarse de nueva cuenta a la sociedad como seres productivos y honestos.

«Muchos de los que llegan a la cárcel no pueden volverse seres humanos de bien, porque no les dan la oportunidad de reivindicarse con la sociedad. ¿Cuándo un gobierno les ha dado chance de ‘pedir perdón’ o les han dado un abrazo? Nunca. Muchos de los que terminan en la cárcel, delinquieron por necesidad y debemos buscar en el fondo de nuestros corazones para poderlos perdonar, sino quiere decir que somos igual de malvados que ellos«, explicó el tabasqueño.

De acuerdo a la nueva ley que buscará implementar, si un delincuente con una condena menor a 80 años, pide perdón, pero que se le vea de verdad, arrepentido, podrá reducir su condena en su totalidad, dependiendo qué tan sincero sea cuando pida disculpas.

Además, deberá darse un abrazo con su víctima, para reafirmar la disculpa o, en su defecto, con los familiares de esta, si es que el victimario perdió la vida.

La Secretaría de Seguridad advirtió que, si el delincuente pide disculpas tres horas después como máximo luego de haber cometido un crimen, evitará ser sancionado con cárcel y en su lugar serán remitidos a algún DIF o grupo de Alcohólicos Anónimos para que den pláticas sobre cómo cayeron en la vida delictiva y cómo encontraron el perdón en el fondo de su corazón.

«Acuérdense lo que dice la biblia sobre no ser gachos con nuestros hermanos. Pues aplíquenlo en su vida, no nomás cuando vayan a misa, culeros«, agregó el presidente.

Con esta estrategia se planea liberar a poco más de medio millón de convictos para regresarlos a las calles y esperando que sean contratados en distintos oficios mediante el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, además que se destinará un presupuesto anual de 150 millones de pesos para mantenerlos en lo que se readaptan.

«No hay nada más bonito que el perdón, si no tenemos eso, no tenemos espiritualidad. Palabra de AMGOD«, concluyó su misa López Obrador.

Comentarios del feisbuk:

También podría gustarte
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!