Reporte Méndigo
Las noticias más chingonas de la web

«Diosito nos tiene un chingo de saña», lamentan jugadores del Cruz Azul

Pensaron que este año era el bueno... y el pasado y el pasado y el pasado.

Enséñaselo a tus valedores (sin albur):

Cementerio Azul.- El Cruz Azul sufrió otro aparatoso golpe moral, directo al corazón, luego de que, a pesar que en el partido de ida de la semifinal iban ganando 4-0, el Pumas aprovechó que están bien mecos y les hizo 4 goles más.

De esta manera, como ya tiene acostumbrados a sus aficionados, el Cruz Azul dijo «nel, perro, este año tampoco era el bueno» y lograron hacer que nadie se sacara de onda, quedando eliminados en otra monumental cruzazuleada.

Ante el penoso panorama, la mayoría de los jugadores de la Máquina  (los que se quedaron llorando en la cancha, temblando de frío), arremetieron contra Diosito, acusándolo de tenerles saña y por eso no les permite ser campeones.

«Es que uno se esfuerza, le echamos ganas, somos de los primeros lugares, tenemos al Cabecita Rodríguez… pero Dios nos trae coraje y nunca nos deja ganar un título. Ha de ser americanista o algo así, lo cuál es injusto porque nuestro escudo tiene una cruz, debería tirarnos paro a nosotros y… y… es que no se vale«, lamentó el arquero Jesús Corona, momentos antes de romper en llanto otra vez.

También aseguraron que ya se pusieron en manos de todos los dioses de todas las religiones, pero que ninguno los toma en cuenta.

«Hasta la bruja Zulema nos echó la mano con el Chamuco, pero tampoco. De hecho, hasta nos hicimos mormones y fuimos con el Peje a pedirle permiso a la ‘madre tierra’ de que nos dejara ser campeones, pero pareciera que ya la agarraron contra nosotros, pinches abusivos», manifestó un molesto Pablo Aguilar, quien se acordó que jugó en el América en donde si campeonaba y no pudo evitar ponerse a chillar.

En el Cruz Azul ya se está trabajando con otras estrategias para que el año que viene ahora si, ya muy neta, fuera de choros, sea el bueno.

Ya se están haciendo amarres, limpias, agua de calzón con el sudor de nalga de todos los jugadores que estuvieron en la cancha durante esta última tragedia y se tiene planeado cambiar los colores del escudo por el amarillo y el azul y cambiarse el nombre a «Cruz Azulcrema«.

«Nomás le queremos pedir a la afición que no se desesperen; les prometemos que ahora si, neta, deveritas, deveritas, por esta cruz que este siglo es el bueno«, matizó Ricardo Peláez, mientras le daba unas nalgadas a sus jugadores por haberla cruzazuleado.


Enséñaselo a tus valedores (sin albur):

Comentarios del feis:

También podría gustarte
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!