Reporte Méndigo
Las noticias más chingonas de la web

Hombres que le tienen miedo a las arañas organizan su marcha del orgullo gay

Exigen que los reconozcan como mujeres fuertes e independientes.

La Puri.- Cientos de hombres que le tienen miedo a las arañas, pero que están orgullosos de sí mismos y decidieron tomar la rienda de sus vidas, se pusieron a organizar desde temprano su propia marcha del orgullo gay para exigir respeto, ya que afirman, no porque le tengan miedo a las arañas, son menos hombres que los demás.

La mayoría de los asistentes aseguraron que las arañas a las que más les temen son a las patonas, las que son negras y todas en general. «No es que seamos miedosos, pero al chile las arañas son como pequeños hijitos de satanás o un pedo así, como que se están organizando para conquistar el mundo y esclavizarnos, por eso es importante acabar con ellas«, matizó Anastacio, asistente de la marcha, mientras temblaba un buen.

Los aracnofóbicos traían vestidos de plumas y encaje, además que muchos usaron antifaz o algún objeto erótico que les cubriera la cara: «pero nada más es porque pues… porque si, para darle identidad a la marcha, no es que seamos gays, lo nuestro es defensa contra las arañas por medio del miedo, pero namás eso«, explicó Anastacio, mientras se tomaba de la mano con otro hombre.

Se comenzaron a organizar en el último vagón de Pino Suárez, porque ahí está mas alivianado y posteriormente caminaron hasta llegar al Ángel de la Independencia, en donde se hizo una liberación simbólica de mariposas y pusieron canciones de Jenny Rivera.

A las mujeres no se les permitió sumarse a la marcha, pues aseguraron que, aunque ellas también le tienen miedo a las arañas, es a los hombres de quienes se burlan y hacen juicios.

Julio, otro asistente, confesó: «una como mujer pues… digo, ellas como mujeres no sufren el rechazo que nosotros si, mana, eso es lo que queremos, que dejen de etiquetarnos como niñitas chillonas, cuando en el fondo somos mujeres empoderadas. ¡Digo! Hombres, hombres empoderados«.

Otros colectivos de hombres que le tienen miedo a los escarabajos que vuelan, a las ratas y otros que fuman cigarros mentolados, expresaron su respaldo para este movimiento, al que prometieron sumarse siempre y cuando no haya mujeres.

Cerraron la marcha entonando a manera de himno: «Y me solté el cabello, me vestí de reina, me puse tacones, me pinté y era bella», brindaron con Absolut de frambuesa y se desmaquillaron para disolver el contingente.

Comentarios del feisbuk:

También podría gustarte
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!