Reporte Méndigo
Las noticias más chingonas de la web

Jefe de policía denuncia que diamantina morada puso en riesgo su masculinidad

No sintió el impulso de escupir en al calle, lo que le hizo levantar sospechas sobre su falta de masculindad.

Macho City.- Durante la tarde de ayer se suscitaron varias protestas de colectivos feministas quienes, sin pensar en los sentimientos del concreto, se pusieron a vandalizar vilmente cientos de pobrecitas paredes que no tienen la culpa de que a ellas las estén violentando.

Las manifestaciones se extendieron hasta las oficinas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, en donde de la misma manera, se desquitaron con los inocentes muros del lugar.

Pasados unos minutos, el titular de la dependencia, Jesús Orta, salió a a atenderlas para ver de qué manera podían detener su atentado a la civilidad del país (y si había tiempo, después ver qué hacían contra los feminicidios y esas situaciones de violencia que están siendo politizadas por las mujeres).

Sin embargo, en un arranque violento de testosterona, las feministas no quisieron aprovechar el diálogo y arrojaron diamantina morada sobre el jefe de la policía, en una clara muestra de que nada más andaban aburridas y no iban en buena onda a resolver sus exigencias.

El hecho provocó que todos los elementos policiácos de la Ciudad de México acudieron a las inmediaciones de la SSC para detener a las agresoras y poder juzgarlas conforme a la ley.

Y es que Jesús Orta expresó ante los medios, luego de recuperarse del momento traumático, que la diamantina rosa había puesto en peligro su masculindad ya que luego del hecho, no sintió ningún impulso de golpear paredes o escupir en la calle, lo que podría afectar su persona y su puesto como jefe de policía.

Luego y luego sentí que algo me faltaba. Me limpié la diamantina y después de hacer pipí, me lavé las manos, cosa que nunca hacía porque estaba demasiado seguro de mi virilidad como para tener higiene. Fue ahí cundo empecé a preocuparme, ya que también de mi masculinidad depende la seguridad de esta ciudad

Tras estas declaraciones, un juez cívico compadre de Orta, declaró a las feministas que le aventaron diamantina como culpables por los delitos de Atentado contra la masculindad de un macho alfa Poner en duda las estrategias de seguridad de la policía nada más por un capricho de género.

Luego de un efectivo juicio que apenas duró veinte minutos, las imputadas fueron trasladadas al penal de Santa Martha Acatitla en donde podrán recibir una condena de hasta 60 años de prisión.

«Gracias al rápido accionar de esta autoridad, esas delincuentes no podrán echarle diamantina morada a ningún otro pobrecito hombre para que no se burlen de él y lo hagan menos macho«, celebró Jesús Orta, mientras se rascaba sus partes nobles para que no pensaran que se había vuelto gay.

Comentarios del feisbuk:

También podría gustarte
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!