Reporte Méndigo
Las noticias más chingonas de la web

Jóvenes usan beca de AMLO para emprender su propio negocio

Se han dedicado a la producción y venta de drogas sintéticas con rotundo éxito.

Unión Tepito.- Un grupo de tres jóvenes que se encontraban recibiendo una beca mensual por parte del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, decidieron invertir parte del dinero percibido para emprender un negocio propio desde hace un mes aproximadamente.

Los estudiantes de un Conalep de Ecatepec; Iker, Aristemo y Carmelo, decidieron guardar el dinero que recibían de sus becas y después comprar materiales básicos para crear drogas sintéticas, como krokodil, cristal y fármacos contra la disfunción erectil, gracias a las clases de química que cursaron en su plantel.

«No queríamos hacer lo que hacen los morros de nuestra prepa, que se gastan todo en las pedas o en tonterías. Queríamos emprender un pequeño negocio que a la larga nos multiplicara nuestro dinero de la beca y decidimos invertir en drogas sintéticas que se venden chido en el Conalep y en toda la colonia«, explicó el Iker, mientras rellenaba bolsitas ziploc con polvito blanco.

Según relatan, con lo que juntaron compraron varios fármacos, recipientes y materiales de laboratorio, entre otras cosas necesarias para cocinar su producto.

No obstante, son conscientes de que esta actividad es mal vista por la gente y también es ilegal, por lo que usaron una parte de sus ganancias para comprar un carrito de hot-dogs y usarlo como tapadera de su verdadero negocio.

Incluso se pusieron a preparar algunas hamburguesas y otros platillos de comida rápida para disimular mejor, lo cuál demuestra que no sólo son un grupo de jóvenes emprendedores, sino que también son muy inteligentes y capaces.

«Nuestra meta no es sólo sobrevivir con lo que generamos ahorita que vamos iniciando este sueño, sino apoderarnos de todo el negocio primero de nuestra colonia y luego del municipio. Andamos platicando con otros cuates del ‘Cona’ para que también inviertan sus becas en armas y municiones para ir tomando poco a poco la plaza«, espetó el Carmelo.

No obstante, estos estudiantes han inspirado a sus compañeros para hacer lo mismo, por lo que otros grupos de chavos ya se encuentran juntando lo de sus becas para crear sus propias células delictivas y abarrotar el mercado de drogas sintéticas.

«Queremos darle las gracias a nuestro presidente, porque sin su apoyo, esto no podría ser posible. Cuando mi mamá me dijo que estaba loco por querer invertir la beca, me motivé y hoy ella trabaja para mi, distribuyendo muestras gratis de nuestro producto con las vecinas«, sostuvo muy orgulloso el Iker.

Hasta el momento, los emprendedores han logrado distribuir una cantidad de poco más de 10 kilogramos de sustancias alucinógenas, que ya han empezado a aumentar en ventas gracias a la alta calidad que manejan, pues uno de sus profesores de química los ha estado orientando.

Comentarios del feisbuk:

También podría gustarte
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!