Reporte Méndigo
Las noticias más chingonas de la web

«Me gusta mucho tomar, pero eso no me hace un alcohólico»: afirma Felipe Calderón

Aseguró que ya también anda viendo si le entra a Alcohólicos Anónimos para terminar su cuarto y quinto paso.

Cantina «Mi Lupita».- Con un eructo etílico y la nariz ya bien roja, el ex presidente Felipe Calderón intentó defenderse de las injustas acusaciones en su contra, que lo ponen como un borracho sin control, cosa que no ve con buenos ojos el nacido en Morelia.

«No sé por que me pintan en todos lados(hipo de borrachito), como un alcohólico cualquiera. O sea, no. A mi me gusta mucho tomar, pero eso no me hace un alcohólico, al contrario; me hace un conocedor *hic, de los placeres de la bebida y cómo se desliza por la garganta bien despacito y bien rico, ay, dios mío, qué delicia… No, pero no soy alcohólico, ya en buen pedo«, explicó Calderón, mientras destapaba su cuarto tonayita de la noche.

Aprovechó para pedir disculpas por sus últimos arrebatos, ya que en la peda tuvo ideas bien locas como militar en el PAN, tirarle caca a López Obrador como un chairo cualquiera y hasta querer formar un nuevo partido político con su esposa.

«Son puras cosas de la peda, luego no me tomen mucho en serio. Menos ahora, en serio *hic, no soy un alcohólico. Soy un bebedor social, jajajaja«, bromeó.

Su esposa y también aspirante a ser la presidenta del país, Margarita Zavala, no desaprovechó la oportunidad para promocionar su nuevo partido político; México Libre, pues aunque su esposo lo haya propuesto estando en su peda, Margarita se tomó el proyecto muy neta. «En la democracia deben caber todos, hasta los teporochitos. Por eso vota libre, por México libre y serás libre, más libre que cuando mi esposo fue presidente«, aclaró.

Calderón continuó defendiéndose y alegando que aunque le encanta el ron, el whisky, el brandy, el tequila, la cerveza y el alcohol del 96, él sigue siendo un soldado de Dios, por lo que cuando anda pisteando, no lo hace con otro fin sino el de limpiar su cuerpo y alma.

«Ojalá un día, güey, un día dejen de llamarme borracho, no se vale que uno toma y toma para eliminar el alcohol del mundo y que sus hijos no se envicien y todo para que no dejen de señalarlo a uno, güey. No se vale, ya… salud«, expresó entre lágrimas y puso canciones de José Alfredo Jiménez.

Por mientras, Margarita Zavala ya le quitó su celular para que deje de andar subiendo tonterías al Twitter y pidió que, si quieren apoyar a la recuperación de Felipe Calderón, no dejen de sumarse a México Libre. O algo así.

Comentarios del feisbuk:

También podría gustarte
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!