Reporte Méndigo
Las noticias más chingonas de la web

Metaleros indignados por vandalismo de feministas, hacen desmadre en Knotfest

El Flow Fest, de reggaetón, habría estado mejor organizado y sus asistentes se portaron mejor.

Ecatepunk.- La noche de ayer, en las inmediaciones del bellísimo Parque Oceanía, se llevó a cabo el festival de metal y música escandalosa; Knotfest, que contaría con la presentación de bandas estelares como Slipknot, Evanescence y la Banda Machos.

Sin embargo, al filo de la medianoche, las cosas se empezaron a salir de control, cuando miles de asistentes, furiosos porque la cerveza estaba caliente y porque no ponían perreo del chido en el sonido local, se dispusieron a derribar la barricada que dividía a la zona general (de los amolados) con la preferente (la gente menos amolada), lo cuál desató un caos en el lugar.

Un nutrido grupo de metaleros que hace unos días se estuvieron quejando por el vandalismo realizado en por las mujeres en la marcha feminista de la Ciudad de México, comenzó a quemar partes de la valla, mientras otro contingente tomó el escenario y se comenzaron a robar los instrumentos que la Banda Machos había dejado previamente en el escenario.

Luego de unas horas y tras darse cuenta de que sus bandas favoritas ya habían cancelado, los fanáticos enardecidos olvidaron que esas no eran las formas y se dispusieron a quemar, rallar y destrozar todo porque se dieron cuenta que esta forma de protesta siempre si surtía efecto.

«Chingue a su madre el sistema, no nos vamos a dejar que el patriarcado opresor del Live Talent (organizadores del desastroso evento) se salga con la suya. Estamos hartos de que jueguen con nosotros, cada año es lo mismo, se olvidan que aunque somos metaleros, tenemos sentimientos y lloramos mucho«, explicó Manolito, mejor conocido como «El Calaca», entre sus compas.

El desastre terminó cerca de las 6 de la mañana de este domingo, cuando finalmente comenzaron a desalojar el área. No obstante, debido a que hoy se llevaría a cabo el Force Fest, la segunda parte de este festival, los asistentes se pusieron de acuerdo para portar pañuelos verdes y de una vez, ponerse radicales, exigiendo que se legalice el aborto.

«Muchos dicen que estas no son las formas, pero no saben lo que estamos sufriendo por dentro; sentir ese miedo de  no poder asistir a ningún festival de metal sin saber si regresarás de buenas o si la gente hará su desmadre. Es duro; sólo queremos que se escuchen nuestras voces«, concluyó el Calaca.

A la salida del lugar, se informó de por lo menos 680 asaltos a asistentes del ForceFest, debido a que el evento tuvo lugar en el corazón de Ecatepec, cuna de todos los tipos existentes de delitos, lo cuál no desmotivó a los fanáticos del metal, pues de todos modos ya los habían previamente bolseado al interior del disque recinto.

Por su parte, la Banda Machos lamentó lo sucedido y, luego de disculparse con sus fans, aseguraron que no volverán a presentarse en un evento de metal: «preferimos ir al Flow Fest, ahí serán muy chacas y todo pero se saben portar mejor, pinches mugrosos«.

Comentarios del feisbuk:

También podría gustarte
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!