Reporte Méndigo
Las noticias más chingonas de la web

Opositores que llaman «CACAS» a AMLO terminan convirtiéndose en coprofílicos: revela estudio

La mayoría desarrolla gusto por ingerir excrementos humanos, luego de escribir todo el día "el Cacas" en redes sociales.

Enséñaselo a tus valedores (sin albur):

Cacatlán.- Un estudio publicado por la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de Mexicaltzingo) reveló que los opositores que constantemente suelen referirse al presidente Andrés Manuel López Obrador como «el Cacas«, comenzaron a desarrollar un síndrome sexual de coprofilia.

De acuerdo con expertos, la afición que tienen por los excrementos se desarrolla al estar constantemente escribiendo «Cacas» en redes sociales supuestamente para molestar al presidente y a sus simpatizantes.

Sin embargo, la filia comienza cuando desarrollan una fascinación por las heces fecales y lejos de ver a dicha palabra como ofensa, comienzan a sentirse atraídos sexualmente por los desperdicios humanos y, en casos más extremos, por el propio mandatario.

«Encontramos que no es coincidencia que escriban tanto ‘Cacas’ en Facebook y Twitter, sino que lo hacen de manera inconsciente porque sienten cierto antojo. De la misma manera que usaban la palabra ‘Chocoflan’ para referirse a su hijo y se les antojaba dicho postre, sucede con los excrementos«, explicó un científico bien choncho de la UNAM.

En el uso diario, se encontró que los opositores coprofílicos comenzaban a consumir sus propias heces mientras veían las conferencias mañaneras de López Obrador y que, incluso, lo hacían durante la comida y la cena.

Varios oficinistas aspiracionales que votaron por Ricardo Anaya porque se veía más chavo, también llevaban sus desperdicios en recipientes (tuppers) a la oficina para ingerirlos durante sus actividades laborales.

«Odiamos al Cacas, porque genera odio y división, y porque pues es malo y comunista. El Cacas está lejos de ser un buen presidente, aparte que el Cacas habla bien lento y esta todo viejo. Nadie quiere al Cacas… el Cacas… Caca… Caca«, explicó una señora opositora al gobierno, mientras se sentaba en su excusado para preparar sus sagrados alimentos.

Como la señora, miles de opositores, principalmente los miembros del PRI, PAN, FRENA y México Libre, han desarrollado coprofilia y han buscado que sus allegados también lo hagan, bajo el argumento de «detener el régimen«.

Lamentablemente, el tratamiento para curarse de esta filia es extenso, costoso y no siempre surte efectos positivos, por lo que los afectados difícilmente podrán dejar de comer cacas.

No obstante, la cura no es algo que le urja a los opositores, pues muchos han expresado su gusto por ingerir caca e, incluso, algunos la acompañan con miados, para darle más saborcito.

La coprofilia, que consiste en el uso, manipulación y consumo de excremento, formará parte de la oposición muy probablemente hasta el 2024, cuando López Obrador termine su mandato (si es que no se reelige), aunque muchos continuarán con el traumatismo por mucho tiempo más, ya que el coraje los ha dejado marcados de por vida.


Enséñaselo a tus valedores (sin albur):

Comentarios del feis:

También podría gustarte
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!