Reporte Méndigo
Las noticias más chingonas de la web

Peña se aburre durante el discurso de AMLO y se pone a dibujar

Se iba a quedar dormido pero la Gaviota lo regañó.

San Lázaro.- Durante el discurso de Andrés Manuel López Obrador, que duró casi la mitad de su sexenio, Enrique Peña Nieto se aburrió y empezó de inquieto a meterse entre las sillas y abajo de las mesas, porque olvidó su Max Steel en la oficina presidencial, según señala la Gaviota.

Por ello, los encargados de la seguridad del recinto le dieron un manazo y lo obligaron a sentarse. Posteriormente, Martí Batres le prestó un cuaderno y un lápiz para que se pusiera a dibujar y no estuviera distrayendo a los grandes. «Ya me tenía bien harto y luego quería agarrar la banda presidencial para jugar«, declaró.

Los diputados del PRI le arrimaron unos colores mapita y le ayudaron a quitarse la banda presidencial, misma que ya había ensuciado de salsa Valentina, porque se estaba comiendo unos Takis fuego con salsita antes de llegar a San Lázaro.

Durante el discurso, el nuevo tlatoani tabasqueño le tiró varias pedradas a las acciones presidenciales de Enrique Peña Nieto y a su mandato, por lo que cuando el priísta se dio cuenta, se soltó a hacer berrinche nuevamente y solamente se estuvo quieto hasta que uno de los invitados le prestó su celular para que viera videos de Masha y el Oso.

Al término de la ceremonia, Angélica Rivera pasó a recogerlo y se lo llevó de la manita hasta el coche, mientras Peña Nieto pataleaba y hacía un berrinche, pues no quería dejarle la banda presidencial a López Obrador.

«Nooo, no me quiero iiiiir, Angélica, quiero quedarmeeeeee«, gritaba el ex mandatario.

Peña Nieto se quedó en una guardería en lo que Angélica Rivera pasaba por las cosas que habían dejado en Los Pinos. No quiso dar declaraciones a lo medios, pero dijo que ahora que termine el kínder buscará la reelección.

Comentarios del feisbuk:

También podría gustarte
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!