Reporte Méndigo
Las noticias más chingonas de la web

#Querétaro: Confunden a aficionados de Gallos con inmigrantes hondureños

Enséñaselo a tus valedores (sin albur):

Queretarock.- Varios integrantes de la barra “Resistencia albiazul”, que desde hace mucho apoya a los Gallos Blancos de Querétaro, aunque casi nunca ganen, fueron detenidos por autoridades migratorias que los confundieron con migrantes hondureños, cuando se dirigían al estadio Corregidora.

Al parecer, los colores impresos en sus camisetas y banderas, así como el tipo fisonómico de los enardecidos queretanos, propiciaron la confusión, por la que muchos gentlemans de Menchaca, Carrillo y San Francisquito, entre otras zonas residenciales, se vieron en peligro de ser deportados a Honduras.

Es que chale, el uniforme del equipo ese que yo ni sabía que existía se confunde con los colores patrios de Honduras; además todos los chavos son morenitos y bien vaciados, así como nuestros hermanos del sur”, aseguró Pedro Williams Tavares, agente migratorio.

Además hablan bien chistoso y usan palabras raras y frasecitas como ‘si di’, ‘echarse la gorda´ o ‘garbanza’; pensamos que era por su acento sudamericano pero resulta que no, que dizque son bien mexicanos, que comen nopal, oyen a Gerardo Ortiz y les gusta el aguacate, al parecer todo está en orden”, añadió el poli.

Los porristas no dudaron en demostrar su indignación y aunque en un principio se mostraron cooperadores con la autoridad, después exigieron, entre protestas y mentadas, una disculpa pública y boletos gratis para la feria.

Es que chales, la neta pensamos que nos iban a detener por grifos o algo así y ni nos extrañó, ya estamos acostumbrados, pero luego salieron que éramos de la caravana migrante y que no sé qué, yo les dije ¿si, di? pero ni me pelaron y ya me iban a subir a la patrulla y pus no se vale oiga”, espetó Juanito Martínez, reputado vecino de La Trini.

Han de ser chilangos, a huevo”, agregó. Aunque hubo empujones y algunos caballeros procedentes del Cerrito Colorado amagaron con sacar el filero, el asunto no pasó a mayores porque le explicaron a los albiazules que habían sido confundido con migrantes hondureños; la mayoría se portaron comprensivos con los agentes de migración porque “es natural que nos confundan, también por allá están bien guapos”, dijo un cortés habitante de Santa María, mientras le daba una mordida a su torta filos.

El incidente llegó a feliz término y aclarado el asunto, los uniformados ya se iban pero a uno de ellos se le ocurrió preguntar cómo le había ido a los Gallos en sus últimos partidos, lo que desató la tristeza y el enojo de la barra.

Chales, pus que te importa, te estás burlando verdá, no le hace, este amor no es para cobardes y para ser de Gallos se necesita un poco de locura… pinches gachos, gane o pierda yo sigo con mi equipo”, expresaron varios de ellos, entre gritos y lamentos.

Al final, se pusieron de acuerdo y todos se fueron a comer gorditas de maíz quebrado.

Enséñaselo a tus valedores (sin albur):

Comentarios del feis:

También podría gustarte
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!