Reporte Méndigo
Las noticias más chingonas de la web

«Respetuosos saludos, hijos de la chingada», dice enfermito en el Senado

Afirma que pertenece a una banda de rock y que vende pulseras afuera del metro Camarones.

Tzintzuntzan.- Una polémica se desató en redes sociales, luego de que esta mañana un enfermito lograra colarse al interior de la Cámara de Senadores para tomar la tribuna y pronunciar un discurso que casi nadie entendió.

Sin embargo, fue su saludo inicial lo que sacó de onda a todos:

Respetuosos y empaticos saludos, hijos de la chingada. Por favor, no se ofendan, no lo tomen personal, si bien me siento contento de estar aquí, en el Senado, no es a ustedes, trabajadores de este recinto, a quienes me dirijo, pues me imagino que hay algunos de ustedes o muchos invitados

Así fue como comenzó la intervención del enfermito, que dijo identificarse como Rubén Albarrán, vocalista de una banda local de la Ciudad de México.

Fue durante el foro «Los costos de la masculinidad tóxica: retos y alternativas para la igualdad y el bienestar» que ocurrieron estos hechos, sin que nadie pudiera hacer nada al respecto, porque qué flojera levantarse de sus curules (recordemos que esto sucedió en la Cámara de Senadores).

El enfermito, quien evidentemente se encontraba bajo los efectos de estupefacientes, vestía un sombrero de palma, camisa, negra, un pañuelo verde en la muñeca derecha y una bolsita colgada al hombro, dejando entrever su evidente discapacidad.

Testigos aseguran que dicho sujeto se dedica a vender pulseras y pipas para marihuana afuera del metro Camarones y que es inofensivo. Así mismo, habría aprovechado el foro para poner su puestecito a las afueras del Senado.

No obstante, al encontrar la puerta del recinto sin vigilancia, aprovechó para colarse al interior y ponerse a vender sus productos, aunque debido a las sustancias que había ingerido antes de entrar, se sintió político y tomó la tribuna.

«No le hagan casa  ese güey, vive por mi casa y está enfermito«, espetó uno de los polis que vigilan la entrada, quien tampoco quiso hacer nada para bajarlo del atril porque acababa de echarse una torta ahogada en el desayuno.

El tal Rubén continuó hablando sobre la naturaleza y de cómo la estamos destruyendo:

El coral blanco o el ambiente que estamos manejando, lo estamos contaminando de una manera inigmi, i, im, inimaginablemente, inig, inigmante. Esto quiere decir que el coral blanco se está maltratando, eh, pues esas algas rojas. Eh, las algas verde puede servir como combustible.

Al percatarse de que nadie le hacía caso, procedió a encenderse un cigarro ‘Farito’ y se dirigió a la salida del recinto, en donde aprovechó para mear en la entrada, pensando que nadie lo estaba viendo.

«Al chile ya no voy a cantarles la de Ingrata porque es muy machista y yo ya soy aliado feminista«, vociferó mientras se iba caminando.

Asociaciones como el Teletón pidieron no señalarlo ni martirizarlo, ya que su obvio padecimiento mental podría deberse al abuso en el consumo de solventes inhalados como Resistol o thinner.

Comentarios del feisbuk:

También podría gustarte
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!