Señora confundida pasa la tarde en Modatelas pensando que era el viacrusis

Se habría chutado unas caguamas por la mañana.

Iztapalacra.- El calor, las conferencias matutinas del Peje y la venta de micheladas con ajonjolí atarugan a cualquiera y más en semana santa. Víctima de esto fue la señora Petra del Socorro, quien como cada año, acude al viacrucis que se organiza en Iztapalapa, en la Ciudad de México.

Doña Soco, como le dicen las vecinas, se habría echado una caguama con su comadre alrededor de las 9 de la mañana, con la excusa de que había que festejar desde temprano a Diosito y porque sus respectivos maridos se habían quedado a trabajar hasta largas horas de la noche el día anterior y llegaron oliendo a teibol.

Derivado de este consumo matutino de bebidas embriagantes, Doña Soco no coordinaba bien ya, por lo que en un acto de confusión etílica, ingresó a una sucursal de Modatelas, permaneciendo ahí hasta altas horas de la noche, en espera de que el viacrucis diera comienzo.

Sin embargo, la confusión ocurrió luego de que Socorro pensara que los rollos de tela que se exponen al interior de la tienda, eran en realidad disfraces como los que usan los actores que representan a los habitantes de Jerusalén, ya que las capas se usan de la misma manera.

Ya al momento de cerrar el local, personal de seguridad del Modatelas tuvo que sacar a la fuerza a Doña Socorro, que no quería irse porque ya se había picado con las caguamas (habría estando yendo y regresando con una cerveza) y gritó que cómo era posible que le hicieran eso si todavía ni empezaba la procesión.

«Yo andaba ahí bien a todo dar hasta que el desgraciado ese comenzó a golpearme y manosearme, violentando la ley y mi integridad. Yo ni vi al Diosito cargando su cruz y estos me corrieron, no se vale. Voy a levantar una demanda«, alegó ya medio peda.

Al final de la noche, Doña Socorro fue recogida de los separos por su marido y prometió que se haría mormona luego de esta terrible experiencia.

Comentarios del feisbuk:
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!