Reporte Méndigo
Las noticias más chingonas de la web

Untarse caca en la cara ayuda a rejuvenecer la piel, confirma estudio

Recomendaron untarse la caca cuando esté tibia todavía.

Harvard.- La obsesión de muchas morras por verse más jóvenes para que los chavos no dejen de tirarles el perro, ha llevado a muchos científicos a intentar descubrir cada vez más maneras de rejuvenecerse sin necesidad de reencarnar o vender tu alma a algún espíritu en un rito satánico.

Gracias a este afán, investigadores de la Universidad de Harvard, plantel Teoloyucan, descubrieron que las heces fecales de distintos seres vivos, incluyendo las el hombre, generan una humectación en la piel que revitaliza la carita como si se tratara de pompis de bebés recién nacidos en el líquido amniótico.

«Descubrimos que los excrementos con mayores beneficios para nuestra piel, son los de seres humanos, los de perritos y algunos de razas grandes de vacas, toros, caballos y cualquier animal de granja. Deducimos que si tienen beneficios para las plantitas, con mayor razón lo tendrían para nuestra piel«, agregaron los científicos.

El procedimiento es únicamente tomar cualquiera de estos desechos fecales, diluirlo con tantita agüita hasta que se cree una masa espesa (si la popó es diarreica, no hay necesidad de diluir) y aplicar en todo el cuerpo, especialmente en los lugares que presenten más desgaste, como codos cenizos y talones abiertos.

«Los albañiles serán los más beneficiados con esta nueva práctica, pues inhibe todo daño que la cal y el cemento provocan en sus manitas. Además, es una solución que puede aplicarse en cualquier lugar en el que se esté y recolectar los desechos cuando se hacen las necesidades fisiológicas y aplicarlo ahí mismo«, explicaron los científicos.

Recomendaron que se aplique cuando la caca esté tibia todavía, pues es cuando mayores propiedades regenerativas tiene.

Empresas como Avon, L’Oreal y Unilever, ya hicieron las primeras ofertas para comprar la patente y comenzar a distribuir heces fecales en envases y ponerla al alcance de personas que no tienen acceso a este tipo de productos (es decir, los que se estriñen con facilidad).

«Untarse caca en la cara será el nuevo grito de la moda y estamos ansiosos por ver a toda la gente con sus mascarillas cafés o verdes, si ingirieron muchas espinacas«, concluyó el científico, antes de ponerse a realizar pruebas con miados.

Comentarios del feisbuk:

También podría gustarte
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!