Vacacionistas de Semana Santa se comprometen a combatir la sobrepoblación

Esperan disminuir la sobrepoblación de México hasta en un 65%, cifra que podría aumentar terminando las vacaciones.

Enséñaselo a tus valedores (sin albur):

Acapulco Shore.- Desde el pasado viernes, miles de mexicanos abarrotaron las terminales de autobuses, carreteras y aeropuertos con un sólo objetivo en mente; combatir la sobrepoblación que ha afectado a todo el territorio nacional.

Como parte de la campaña «Vacaciona feliz, muere contento», un importante número de turistas se dieron cita en las distintas playas de México para contagiarse con covid-19 y ayudar a que la población disminuya, principalmente porque muchos desean volver a ver a Cepillín en vivo.

«Yo ni chamba tengo, ahorita me ando manteniendo de venderle micheladas a los marihuanos que se juntan afuera de mi casa, entonces que junto un dinerito y le digo a mis chamacos y mi señora pus vámonos a combatir la sobrepoblación porque es un problema social que se acrecenta con los años y puede afectar el desarrollo económico del futuro«, espetó Don Amador, vacacionista que salió con destino al puerto de Veracruz.

Así mismo, cientos de familias color mole, se aglomeraron en las playas de Acapulco, sin respetar la sana distancia y sin usar cubrebocas, para contagiarse de coronavirus y defender el derecho de la clase burguesa a continuar acaparando los recursos naturales y echarle la culpa al proletariado por la escasez de estos.

«Sabemos que lo más probable es que regresemos enfermos y fallezcamos, pero nos da mucho coraje que la generación de cristal le estén echando la culpa a los pobrecitos ricos por la desigualdad, cuando es evidente que la culpa es de nosotros los pobres que seguimos reproduciéndonos a lo güey. Es hora de que nos hagamos responsables«, explicó una doñita que se paseaba por el malecón acapulqueño mientras se tomaba una Carta Blanca de caguama.

Por otra parte, algunos grupos opositores como FRENA y los moribundos Chalecos Amarillos MX, decidieron irse también a vacacionar sin medidas sanitarias como protesta contra el régimen autoritario de Andrés Manuel López Obrador y su pésimo manejo de la pandemia.

Incluso, mientras se encontraban en el pueblito mágico de Temascolchango, en Chiapas, se escupieron en la boca  y se lamieron las manos y los pies unos con otros para aumentar el riesgo de contagio y hacer entrar en conciencia a la población que ciegamente sigue apoyando la dictadura.

«Ojalá que nuestro sacrificio no sea en vano y provoquemos un despertar de conciencias, para que los chairos mugrosos jodidos se den cuenta de que el Doctor Muerte (Hugo López-Gatell) y su patrón López, son los responsables de promover el odio y de que tengamos tanto muerto en México«, repuso una señora que cargaba una foto de Diego Fernández de Cevallos y banderita del PAN.

Los vacacionistas kamikazes calcularon que lograrán disminuir hasta en un 65% la sobrepoblación y hasta en un 89% la producción de cerveza de los destinos turísticos del país, principalmente para mantener los vicios lejos de los jóvenes mexicanos.


Enséñaselo a tus valedores (sin albur):

Comentarios del feis:

También podría gustarte
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!