Reporte Méndigo
Las noticias más chingonas de la web

Vicente Fernández rechazó trasplante de hígado por miedo a que fuera de un priísta o panista

Le da miedo quedar igual de amargado con la vida.

Asilo ‘Vida Vieja’.- El cantante de ranchera más patilludo de México; Vicente Fernández, estuvo en el ojo del huracán de las benditas redes sociales este día, luego de que presuntamente rechazó un hígado que le sería trasplantado por miedo a que fuera de «un gay o de un drogadicto«, intervención que necesitaba para alargar su vida por al menos 40 años más.

Sin embargo, el intérprete reveló que esta información es totalmente falsa, pues aunque si es neta que le tiene cierto asco a las personas homosexuales y a los adictos, la verdadera razón por la que rechazó el trasplante fue porque le dio miedo que el órgano viniera de algún priísta, panista o derechairo, pues ha estado al tanto de cómo la evolución de estas personas va en decadencia.

«Desde que empezó el sexenio nomás he visto cómo chillan de todo, se la pasan quejándose, no hacen nada y no sé, viven muy amargados desde diciembre pasado, por eso me dio temor que esas emociones se me pasaran a mi si me operaban y me metían el hígado de un derechairo«, argumentó Fernández.

Agregó que tampoco quiso arriesgarse, porque pese a que su hígado está desmadrado de tanto chupe, el hígado de un fifí iba a estar todavía peor por tanto coraje que hacen, así que prefirió no tomar el riesgo y quedarse con su tripita que bien o mal, funciona mejor.

Chente pidió a la opinión pública dejar de lincharlo y dijo que él no tiene nada en contra de los gays, pues está consciente que su hijo, el también cantante Alejandro Fernández, padece de homosexualidad, por más que lo esconda.

Por mientras, sus planes de la vida perpetua se han visto frustrados, pues necesita órganos de gente pura, temerosa de Dios y que jamás hayan llenado su cuerpo de pecados, porque sino, no va a poderse operar y podría durarnos en vida bien poquito.

«Quisiera que si me donan un órgano, que hagan el favor completo y sea de una virgen, un niño o de alguien que haya estado viviendo en las montañas, alejado de todas las tentaciones del mundo moderno.

Con base en ello, ya se contactó con el presidente Andrés Manuel López Obrador para ver si le pasa su hígado ahora que termine su sexenio.

Comentarios del feisbuk:

También podría gustarte
Contenido protegido por la abuelita de Batman. ¡Retrocede, becario!